¿Qué son los circuitos de recompensa?

La Adicción, es reconocida como una enfermedad crónica, en la que los circuitos cerebrales

Sufren cambios específicos. Secuestra el cerebro, apartándolo del día a día.

Se genera una pérdida de control de tu vida a favor de “la adicción.

En el cerebro, el placer  activa unos circuitos de recompensa, de tal forma que la acción de una droga que generase placer influiría en este sistema.

“En los comportamientos compulsivos fallan los frenos del cerebro, aquellos que deberían ejercer el control cognitivo”

La adicción se aprende, se almacena como memoria en el cerebro, por lo que la recuperación es un proceso lento.  Incluso después de renunciar al consumo, durante  años, la exposición a  los mismos sitios y misma gente, puede recordar el impulso a querer consumir.

La adicción es una huida de uno mismo, buscando en el placer del objeto de adicción la distracción de tus propias responsabilidades, que te impiden afrontar la vida con seguridad, sin necesidad de acudir a efectos placebo que secuestren tu cerebro.

Para recuperar tu vida, desengancharte  del  “sustituto”, debes buscar tu fortaleza en ti mismo, fortalecer tu esencia, apreciar tu identidad y no HUIR de ella, de forma que tu mayor placebo, sea disfrutar de tu vida. DE TI MISMO, SIN SUSTITUTOS.

ATREVERTE A SER TÚ.