BLOG DE COREVALUE-LAB

 

CULTURA

Todos necesitamos regirnos por unas normas de actuación, unos principios que evidentemente tienen un origen, un día tuvimos una experiencia y la validamos, pasando a ser creencia, porque funcionaba, esa creencia se fue consolidando y paso a formar parte de nuestro pensamiento de nuestra forma de hacer las cosas.

O simplemente adoptamos la experiencia de otra persona como nuestra.

 NORMA INTERNA.

Esa experiencia, estuvo impregnada de nosotros, de cómo somos, de cómo vivimos la situación en el momento en que se produjo y sacamos  conclusiones, según nuestro momento.

 VALIDAMOS LAS CONCLUSIONES.

LAS CONVERTIMOS EN CERTEZAS Y UNAS DETRÁS DE OTRAS SE CONVIRTIERON EN NORMAS, UNAS TÁCITAS Y OTRAS EXPRESAS.

A ESTO LE LLAMAMOS CULTURA

  CULTURA INTERNA, NUESTRA FORMA DE SER,  según nuestras creencias y lo que hemos hecho con lo que hemos vivido.

CULTURA EMPRESARIAL, FORMA DE SER DE UNA EMPRESA, reglamento y visión.

Hasta aquí, todo en orden si no fuera porque el ser humano evoluciona y crece, en consecuencia lo que antes le valía, ya  no le vale y lo que antes vivió desde su momento de conciencia, ahora que ha crecido lo viviría de otra forma y normalizaría esa experiencia, con otros matices.

De igual forma, las empresas también evolucionan, por eso que su cultura empresarial, debe ser revisada y vuelta a validar según las necesidades actuales.

La empresa que no entienda esto, irá arrastrando mochilas y atrasos que le serán cada vez más complicados de clarificar.

Toda gestión empresarial, está vinculada a un liderazgo con lo cual si el líder no está actualizado, tampoco lo estará su empresa.

¿CÓMO ACTUALIZAMOS?

                                                                                                             Albert Einstein dijo: “Ninguna situación compleja, se puede resolver en el mismo momento de conciencia en la que se creó”

Si la situación es compleja, habrá que esperar a tener distinta visión,  esto se consigue tomando distancia, viviendo las nuevas experiencias desde otra enfoque, para volver a retomar el antiguo escenario con un criterio renovado.

Identificar las reglas de cada cultura empresarial te permitirá adaptarte a ellas. Reconocer tu criterio te permitirá cambiarlas.      Visualizar el escenario de acción te permitirá ampliar perspectiva.  Apreciar la ESENCIA de cada cultura, te permitirá desarrollar el sentido de pertenencia.

 

Sin duda para saltar de momento de perspectiva, hay que acumular experiencias nuevas y actualizar creencias antiguas.

La comprensión de nuestro conocimiento Técnico y Actitudinal Alineados a la Cultura Empresarial, nos ayudarán a ver la realidad objetiva.

Conocer las reglas de cada cultura empresarial, es adaptarse a la realidad, puedes tener tu propio criterio, sin perder de vista el escenario donde te mueves, cada cultura una esencia.

  Corevalue-lab, ha experimentado en este campo, desarrollando un método propio de validación en cultura,criterio y Objetivos.     VALUE.BD