fbpx
Seleccionar página

   Las enseñanzas del mago de OZ   

 

Carolina Pamplona,   6.10.2020

Ayer noche, me encontré con este documento sobre la disciplina del coaching, que por su sencillez y tratamiento esclarecedor, creo,  puede ser  interesante para compartir.

Ref.  Elena.G. Espinal, coach de empresas y ejecutivo. 1987                          

“Para entender el coaching. Es la herramienta crítica para la creación de un cambio cultural, un cambio en la manera de pensar y de accionar dentro de una empresa. Tiene una fuerte base filosófica. Va enfocado a crear nuevos hábitos y a superar hábitos o formas de pensar, consientes o no, que impidan a la persona desarrollarse adecuadamente. Trabaja con la forma de observar el mundo o la acción y funciona en base al compromiso de quien necesita realizar el cambio. Se concentra en el desarrollo de meta competencias y trabaja para combatir aquellos puntos de vista o “cegueras” que por desconocimiento, impiden el progreso de las habilidades que tiene una persona” 

 Siempre tenemos al alcance de la mano, lo que necesitamos para continuar nuestro viaje y llevarlo al éxito, sólo que en ocasiones, no podemos verlo.

La tarea de un coach, es ayudarte a descubrir tu conocimiento interno, a ver lo que no ves, pero ya llevas dentro, aprovechar tus retos para crecer como persona y ser humano, creando una mentalidad de desarrollo.

Todo éxito en un proceso de coaching, comienza por un proceso de autoconocimiento del coachee, que lógicamente el coach, ha tenido que haber realizado previamente,  siendo la base para generar conversaciones reveladoras sobre el coachee.

El  bagaje del coach,  sus valores,  personalidad y esencia,  será  su herramienta más preciada, la  reflexión en la integración del abanico de sus experiencias, será lo que le permitirá entender y profundizar en el momento y trayectoria del coachee, inspirándole en sus acciones.

El coaching, crea una cultura de cambio, plantea otra forma de hacer las cosas, que lógicamente nos dará resultados diferentes.

Para llegar al éxito, toda empresa y persona, debe transitar un camino de aprendizaje y obstáculos, que aprenderá a resolver trasladando su conocimiento interno al exterior, bien como Personaje y careta o como Ser y esencia, dependiendo de cada uno y su proceso evolutivo, lo que en ese momento desee, siendo nuestro indicador de satisfacción, la coherencia; sentir, pensar y actuar alineadamente.

La sensación de permanencia de la satisfacción en el tiempo, lo no efímero, la serenidad y la fuerza para conseguir una efectividad y claridad en las acciones, son nuestros valores más preciados, para estar a gusto con nosotros mismos.

Un coach, no trabaja desde la acción reacción, ni desde el juicio, ni desde la competición, ni desde el conflicto, si desde la observación y el entendimiento.

Su objetivo es guiar al coachee, a aprender a quererse, para querer, a respetarse para respetar, desde la intuición del corazón y adiestramiento de la razón.

Está entrenado en generar una escucha para su coachee, en leer los silencios, los detalles,  las pausas, lo que mueve a la persona a querer ser.

Un coach, generará en el coachee, acciones de cambio, compromisos con objetivos, no importa que no conozca el camino para llegar a ellos, lo importante es descubrir su capacidad para generar recursos.

El coaching,  es más que una herramienta, es un generador de cambios en la forma de pensar y actuar en empresas, entorno y personas.

Es aprender a SER paraTRIUNFAR.

 

Carolina Pamplona